Noticias

Enlaces de Internet sobre la inauguración de Washington - Historia

Enlaces de Internet sobre la inauguración de Washington - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Otros recursos de Internet sobre la inauguración de Washington


Informes: algunos miembros de la Guardia Nacional "se sienten traicionados" al prepararse para salir de Washington

WASHINGTON - Hasta 15.000 miembros de la Guardia Nacional se están preparando para salir de Washington, D.C. y regresar a casa ahora que terminó la toma de posesión del presidente Joe Biden.

Los organismos encargados de hacer cumplir la ley dicen que la inauguración se llevó a cabo con solo un puñado de arrestos e incidentes menores.

La Oficina de la Guardia Nacional dice que de los casi 26,000 soldados de la Guardia desplegados en DC para la inauguración, solo 10,600 permanecen en servicio.

La oficina dijo que la Guardia está ayudando a los estados con la coordinación y la logística para que las tropas puedan regresar a casa.

Algunos líderes del Congreso se opusieron el jueves por la noche al trato de algunos de los miembros restantes de la Guardia Nacional, quienes fueron le dijeron que abandonara los terrenos del Capitolio El jueves y se mudó a un estacionamiento, según CNN.

Algunas áreas en los terrenos del Capitolio habían sido designadas más temprano en el día como "áreas de descanso autorizadas, donde los miembros de la Guardia podían tomar descansos de sus turnos para proteger el Captiol", informó CNN.

Algunos de los miembros de la Guardia Nacional que hablaron con CNN dijeron que "se sienten traicionados".

El senador Chris Murphy, demócrata de Connecticut, calificó la decisión de "inaceptable".

“Numerosos senadores están trabajando para solucionar esto mientras hablamos”, dijo Murphy en Twitter. “Acabo de hablar por teléfono con el jefe de policía interino del Capitolio, quien insiste en que no hubo una solicitud general para que la Guardia abandonara el edificio. Pero pase lo que pase, ahora están trabajando para solucionar el problema ".

Inaceptable. Numerosos senadores están trabajando para solucionar este problema mientras hablamos. Acabo de hablar por teléfono con el jefe de policía interino del Capitolio, quien insiste en que no hubo una solicitud general para que la Guardia abandonara el edificio. Pero pase lo que pase, ahora están trabajando para solucionar el problema. https://t.co/dR5LQvN1UF

& mdash Chris Murphy (@ChrisMurphyCT) 22 de enero de 2021

La movilización masiva de miembros de la Guardia Nacional se produjo en respuesta a violencia mortal que estalló el 6 de enero, cuando una mafia pro-Trump invadió el Capitolio durante el proceso de certificación del Colegio Electoral.

“El grupo se vio obligado a descansar en un estacionamiento cercano sin recepción de internet, con solo un tomacorriente y un baño con dos puestos para 5,000 soldados”, dijo un miembro de la Guardia Nacional que habló con Politico.

Politico fue el primero en informar la historia. La Oficina de la Guardia Nacional le dijo a CNN el jueves por la noche que la reubicación era necesaria con el Congreso en sesión.

Misuri y Kansas envió miembros de sus guardias nacionales a Washington para ayudar a asegurar los terrenos del Capitolio antes de la toma de posesión del presidente Biden el miércoles en medio de un informe del FBI que advierte sobre la posibilidad de más violencia en Washington y en las capitales de los estados de todo el país.


La inauguración de Joe Biden: todo lo que sabemos hasta ahora, incluido cómo mirar

La toma de posesión del presidente electo Joe Biden tendrá lugar el miércoles 20 de enero en Washington, DC (la vicepresidenta electa Kamala Harris también prestará juramento ese día). Todos los ojos están normalmente puestos en este evento, pero este año la atención Sea más agudo que nunca, especialmente después del motín del Capitolio del 6 de enero que provocó múltiples arrestos y cinco muertes. El Washington Post informó el 13 de enero que el Servicio Secreto está lanzando una “operación de seguridad masiva” para garantizar que la toma de posesión ocurra de la manera más segura posible. Según NBC, los extremistas están planeando ataques aún más violentos para el día, por lo que las medidas de seguridad adicionales son vitales.

El presidente Donald Trump anunció el 8 de enero que no asistirá a la inauguración, lo que lo convierte en el primer POTUS desde el siglo XIX en saltarse la ceremonia de su sucesor. Sin embargo, se informa que el vicepresidente Mike Pence estará allí, además de todos los demás ex presidentes vivos, excepto Jimmy Carter. "El presidente y la señora Carter no viajarán a Washington para la inauguración, pero han enviado sus mejores deseos al presidente electo Biden y al vicepresidente electo Harris y esperan una administración exitosa", dijo Deanna Congileo, portavoz del Centro Carter, en una declaración a CNN.

Normalmente, millones de estadounidenses asisten a la inauguración en persona, pero debido al coronavirus y las medidas de seguridad, el equipo de Biden está instando a la gente a ver las festividades desde casa. Si planeas hacerlo, aquí tienes todo lo que necesitas saber.

Miércoles 20 de enero en el edificio del Capitolio de Estados Unidos. (La ceremonia aún está programada para suceder allí incluso a la luz del motín del 6 de enero). Se espera que Biden y Harris presten juramento alrededor del mediodía, hora del este. El comentario previo a la inauguración comenzará alrededor de las 9:30 a.m. ET.

Las principales cadenas de noticias, como ABC, NBC, CBS, Fox, PBS, Telemundo, Univision, CNN y MSNBC, cubrirán la inauguración. Para mirar a través de Internet, puede acceder a la mayoría de estos canales en servicios de transmisión como Hulu With Live TV y YouTube TV. El sitio web oficial de la Casa Blanca también tendrá una transmisión que puede ver.

Un desfile virtual está programado para esa tarde. "El desfile celebrará a los héroes de Estados Unidos, destacará a los estadounidenses de todos los ámbitos de la vida en diferentes estados y regiones, y reflexionará sobre la diversidad, la herencia y la resistencia del país a medida que comenzamos una nueva era estadounidense", se lee en un comunicado de prensa.

En lugar de un baile inaugural, habrá un especial de televisión, Celebrando América, sucediendo el 20 de enero a las 8:30 p.m. E.T. en redes y plataformas de transmisión, incluidas ABC, CBS, NBC, CNN y MSNBC. El especial será presentado por Tom Hanks.

Demi Lovato y Justin Timberlake actuarán durante el Celebrando América especial. "Me siento tan honrado de anunciar que me uniré a @JoeBiden & amp @KamalaHarris para su evento especial, Celebrando América, el 20 de enero a las 8:30 pm ET / PT ”, tuiteó Lovato. “¡Me quedé sin palabras cuando me pidieron que actuara! Sintonízate con varias redes de televisión y servicios de transmisión en vivo de amplificador ".

"Estoy muy emocionado", dijo Timberlake al Hoy dia show. “Tan increíblemente emocionado. Que honor."


Una pintura de Amanda Gorman, la joven poeta que actuó en la inauguración de Joe Biden & # 8217, ahora forma parte de la colección permanente de Harvard & # 8217

La poeta juvenil laureada Amanda Gorman habla en la toma de posesión del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en el frente oeste del Capitolio de los Estados Unidos el 20 de enero de 2021 en Washington, DC, para la ceremonia de inauguración del presidente Joe Biden. Foto de Rob Carr / Getty Images.

Después del recital ampliamente admirado de Amanda Gorman en la toma de posesión del presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, el coleccionista de arte y galerista indio Amar Singh ha donado un retrato de ella a su alma mater compartida, la Universidad de Harvard.

Gorman, de 22 años, fue nombrada la primera poeta laureada nacional de la nación en 2017, mientras estudiaba sociología en la universidad de Cambridge, Massachusetts. Su retrato ahora formará parte de la colección del Centro Hutchins para la investigación africana y afroamericana de la universidad y el Centro Hutchins # 8217.

La pintura, del artista ghaniano Raphael “Afutumix” Adjetey Adjei Mayne, muestra a Gorman leyendo su poema, “La colina que trepamos”, mientras lleva un adornado anillo de jaula de pájaros. El anillo, un regalo de Oprah Winfrey, es una referencia a la poeta Maya Angelou, quien leyó en la inauguración del presidente Bill Clinton en 1993 y su famoso poema, & # 8220 I Know Why the Caged Bird Sings. & # 8221

Singh compró la pintura, que se completó en solo cinco días, por € 8,000 ($ 9,682) en la galería de Nueva York Ross-Sutton Gallery, dirigida por la asesora de arte y curadora Destinee Ross-Sutton, según Art Market Monitor.

Raphael Adjetey Adjei Mayne, Amanda Gorman (2021). Cortesía del artista y Destinee Ross-Sutton.

"Este trabajo debe ser en una institución", dijo Singh en un comunicado. & # 8220Es una celebración de las mujeres, una celebración de las mujeres negras, una celebración de la esperanza. & # 8221

Gorman ya tiene un lugar en una colección de museo por derecho propio, después de haber donado un manuscrito de su poema & # 8220 In This Place (An American Lyric) & # 8221 a Nueva York & # 8217s Morgan Library & amp Museum en 2018, donde continuó. ver junto a obras de Elizabeth Bishop, Carson McCullers, Johann Wolfgang von Goethe y Peter Paul Rubens.

Fue una interpretación de ese poema, escrito en respuesta a la violencia de Charlottesville y la manifestación Unite the Right del supremacista blanco # 8217, en la Biblioteca del Congreso en Washington, DC, lo que llevó a Jill Biden a pedirle a Gorman que redactara un nuevo escrito para la inauguración.

“El tema de la inauguración en su totalidad es 'America United', así que cuando escuché que esa era su visión, me fue muy fácil decir, genial, eso es también sobre lo que quería escribir en mi poema, sobre América. unidos, sobre un nuevo capítulo en nuestro país ”, dijo Gorman al New York Times.

& # 8220Ser estadounidense es más que un orgullo que heredamos / es el pasado en el que entramos / y cómo lo reparamos, & # 8221 Gorman leyó en la ceremonia al pie del capitolio, apenas dos semanas después de que fuera invadido por un insurrecto. multitud. & # 8220 Hemos visto una fuerza que destrozaría nuestra nación / en lugar de compartirla. & # 8221

Amanda Gorman, Cambiar canta ilustrado por Loren Long. Cortesía de Viking Books for Young Readers.

Gorman firmó con ING Models para respaldos de belleza y moda; recibió aplausos por el abrigo amarillo y la diadema de satén roja, ambos de Prada, que se puso en la inauguración, y actuará en el pre-show del Super Bowl cuando los Tampa Bay Buccaneers tomen sobre los Kansas City Chiefs el 7 de febrero.

También tiene dos libros que saldrán próximamente de Viking Books for Young Readers en septiembre: La colina que subimos, una colección de poesía y un libro de imágenes, Cambiar canta, con ilustraciones de Loren Long.


Cómo las redes de vigilancia de Estados Unidos ayudaron al FBI a atrapar a la mafia del Capitolio

Debra Maimone se quitó la máscara de la bandera estadounidense por un momento el 6 de enero y miró a la turba rebelde de partidarios del presidente Donald Trump que invadía el Capitolio de Estados Unidos.

“Ponte la máscara”, le advirtió su prometido, mientras la pareja se paraba debajo de una serie de cámaras de vigilancia que no parpadeaban. "No quiero que te vean".

Esa escena, grabada en un video de teléfono celular que Maimone publicó en el sitio de redes sociales Parler, ayudó a los agentes del FBI a identificar a la pareja del área de Pittsburgh y señalar su ubicación dentro del Capitolio, dijeron agentes del FBI en una denuncia penal federal presentada antes del arresto de Maimone el mes pasado.

Las cámaras de video montadas en todo el complejo también capturaron a la pareja desde 10 ángulos diferentes., dice la denuncia, cuando supuestamente irrumpieron en los pasillos del Congreso, rebuscaron en una valija policial y se llevaron el equipo de protección que los funcionarios del Senado tenían a mano en caso de un ataque químico.

Su caso se encuentra entre más de 1,000 páginas de registros de arrestos., Declaraciones juradas del FBI y órdenes de registro revisadas por The Washington Post que detallan una de las investigaciones criminales más grandes en la historia de Estados Unidos. Más de 300 sospechosos han sido acusados ​​en el tumulto que sacudió la capital del país y dejó cinco muertos.

Los documentos federales brindan una visión poco común de las formas en que los investigadores explotan las huellas digitales que casi todo el mundo deja en una era de vigilancia generalizada y conexión constante en línea. Ilustran el poder que ahora tiene la policía para perseguir a los sospechosos mediante el estudio de los contornos de las caras, los movimientos de los vehículos e incluso las conversaciones con amigos y cónyuges.

Pero los grupos de libertades civiles advierten que algunas de estas tecnologías amenazan los derechos de privacidad de los estadounidenses. Más de una docena de ciudades de EE. UU. Han prohibido a la policía local o a los funcionarios gubernamentales el uso de tecnología de reconocimiento facial, y los lectores de matrículas han provocado demandas que argumentan que es inconstitucional registrar constantemente las ubicaciones de las personas para que el gobierno las revise, con escasa supervisión pública.

“Siempre que vea que esta tecnología se usa en alguien que no le agrada, recuerde que también se está usando en un movimiento social al que apoya”, dijo Evan Greer, director del grupo de defensa de los derechos digitales Fight for the Future. “De vez en cuando, esta tecnología se utiliza en personas realmente malas que hacen cosas realmente malas. Pero el resto del tiempo se está utilizando en todos nosotros, de formas que son profundamente escalofriantes para la libertad de expresión ".

El caché de documentos federales presenta una amplia combinación de técnicas del FBI: lectores de matrículas que capturaron los autos de los sospechosos en el camino a Washington, registros de ubicación de torres celulares que registraron sus movimientos a través de las búsquedas de reconocimiento facial complejas del Capitolio que coincidían con las imágenes de los conductores de los sospechosos. licencias o perfiles de redes sociales y un catálogo notablemente profundo de videos de sistemas de vigilancia, transmisiones en vivo, informes de noticias y cámaras que usaba la policía que invadió el Capitolio ese día.

Los agentes en casi todas las 56 oficinas de campo del FBI han ejecutado al menos 900 órdenes de registro en los 50 estados y D.C., muchas de ellas para datos en poder de los gigantes de las telecomunicaciones y la tecnología, cuyos servicios sustentan la vida digital de la mayoría de las personas. Las respuestas proporcionaron detalles potencialmente incriminatorios sobre las ubicaciones, declaraciones en línea e identidades de cientos de sospechosos en una investigación que el Departamento de Justicia llamó en una moción judicial el mes pasado "una de las más grandes en la historia de Estados Unidos, tanto en términos de la cantidad de acusados ​​procesados ​​como de la naturaleza y el volumen de las pruebas ".

"Si el evento hubiera ocurrido hace 20 años, hubiera sido 100 veces más difícil identificar a estas personas", dijo Chuck Wexler, director ejecutivo del Foro de Investigación Ejecutiva de la Policía, un grupo de expertos con sede en DC. "Pero hoy es casi imposible no dejar tus huellas en alguna parte".

Los documentos federales citan evidencia obtenida de prácticamente todos los principales servicios de redes sociales: Parler es mencionado en más de 20 casos, Twitter en más de 60 y Facebook en más de 125. En Snapchat, una mujer publicó videos "presumiendo del ataque", según a una denuncia penal. En otro, se dice que un hombre publicó un video en TikTok de sí mismo peleando con miembros de la Guardia Nacional y siendo rociado con gas pimienta.

En al menos 17 casos, los documentos federales citan registros de los gigantes de las telecomunicaciones AT & ampT, Verizon o T-Mobile, generalmente después de entregar las órdenes de registro para una variedad de datos de suscriptores, incluidas las ubicaciones de teléfonos celulares.

Los investigadores también enviaron órdenes de búsqueda de "geovallas" a Google, solicitando la información de la cuenta de cualquier teléfono inteligente que Google hubiera detectado el 6 de enero dentro del Capitolio a través de satélites GPS, balizas Bluetooth y puntos de acceso WiFi. Luego, los investigadores compilaron una “lista de exclusión” de teléfonos propiedad de personas que estaban autorizadas a estar en el Capitolio el 6 de enero, incluidos miembros del Congreso y socorristas. Todos los demás fueron juego limpio.

Los funcionarios federales presentaron órdenes de registro igualmente amplias en Facebook, exigiendo la información de la cuenta asociada con cada transmisión en vivo ese día desde el interior del vasto complejo.

Una orden contra Brandon Miller, un hombre de Ohio que escribió en Facebook que había viajado a Washington para "testimoniar el historial", arrojó sus publicaciones en Facebook, información de la tarjeta de crédito, número de teléfono y código postal de su casa, lo que les dio a los agentes del FBI las pistas necesarias para luego coincidir su foto a las imágenes de la cámara de vigilancia del Capitolio y su licencia de conducir de Ohio.

Cuando se le preguntó a Miller en Facebook el día después de los disturbios si él y su esposa, Stephanie, se habían metido en problemas, respondió: "No, todavía no, jajaja", muestra una denuncia penal.

Pero los datos de una orden de búsqueda de Google permitieron a los agentes del FBI mapear las ubicaciones exactas de sus teléfonos ese día, desde el punto donde los alborotadores se estrellaron contra la cámara del Senado, hasta la oficina del orador en el corazón del Capitolio, según la denuncia. Otra orden de allanamiento a su proveedor de telefonía celular, AT & ampT, agregó información adicional sobre su paradero, además de sus nombres y domicilio. El abogado de Stephanie Miller se negó a comentar y el abogado de Brandon Miller no respondió a las solicitudes de comentarios.

Los lectores de matrículas y el software de reconocimiento facial juntos desempeñaron un papel documentado para ayudar a identificar sospechosos en casi una docena de casos, según muestran los registros federales. En muchos casos, los agentes utilizaron contratos gubernamentales existentes para acceder a bases de datos mantenidas de forma privada que no requerían aprobación judicial. En varios casos, incluso para búsquedas de reconocimiento facial, no está claro qué software usó el gobierno para construir los casos de arrestos.

El FBI se negó a comentar sobre esta historia. Los incidentes descritos siguen siendo acusaciones, y ninguno de los casos citados ha sido resuelto todavía. En la mayoría de los casos, los abogados de los sospechosos aún no han presentado defensas contra los cargos que, en muchos casos, tienen solo unas pocas semanas, según muestran los registros judiciales.

Muchos casos también dependen de tecnología imperfecta y evidencia digital falible que podría socavar las afirmaciones de los fiscales. Las imágenes borrosas del lector de matrículas, los sistemas de seguimiento de ubicación imprecisos, las publicaciones en redes sociales mal entendidas y las coincidencias de reconocimiento facial mal identificadas podrían enturbiar una investigación o implicar falsamente a una persona inocente.

Esfuerzos infructuosos por esconderse

Muchos de los partidarios de Trump que merodearon por el Capitolio ese día mostraron poco interés en ocultar su presencia, publicar selfies, regodearse en Twitter y compartir videos de violencia caótica y pasillos saqueados. James Bonet, del norte del estado de Nueva York, subió un video a Facebook de sí mismo dentro de los pasillos del Capitolio, supuestamente fumando un porro, según una denuncia penal. Y Dona Bissey, una seguidora de Indiana de la ideología extremista QAnon, publicó una foto de ella y sus amigos con una etiqueta de ubicación en una página de Facebook disponible públicamente: "Sacando vasos de mi bolso", escribió, según un documento acusatorio. "¡¡El mejor día de mi vida !!"

Otros, sin embargo, intentaron ocultar sus identidades y despistar a los investigadores después, según las afirmaciones de los agentes del FBI. Los sospechosos se cubrieron la cara, cambiaron de sombrero durante el día y amenazaron a familiares y testigos para que se callaran después, alegan las denuncias penales. Eliminaron cuentas de redes sociales, se escondieron en hoteles o abandonaron teléfonos potencialmente incriminatorios, según los documentos. Un sospechoso dejó de usar un automóvil que temía que pudiera estar en el radar de las autoridades, según muestran los documentos federales, mientras que otro dijo que "frió" sus dispositivos electrónicos en un microondas. Los esfuerzos de vigilancia del FBI los encontraron de todos modos.

Un hombre del Hudson Valley de Nueva York, William Vogel, tuvo su viaje de ida y vuelta a DC fotografiado por lectores de matrículas al menos nueve veces el 6 de enero, desde el puente Henry Hudson en el Bronx a las 6:06:08 de esa mañana para Harbor Tunnel Thruway de Baltimore a las 9:15:27 am y de regreso al puente George Washington en Fort Lee, Nueva Jersey, a las 11:59:22 de esa noche, afirma una denuncia penal.

Vogel generó más evidencia de su presencia dentro del Capitolio con una serie de videos que publicó en Snapchat, según la denuncia. Y aunque ningún escáner de matrículas capturó su automóvil en D.C., ofrecieron otras pistas sobre su movimiento: una foto esa mañana de un tramo de la Interestatal 95 al noreste de Baltimore mostraba un sombrero cómicamente enorme de "Make America Great Again" en el tablero de Vogel's. Los agentes dijeron en la denuncia que luego la compararon con una selfie de Facebook en la que parecía estar usando "el mismo gran sombrero rojo".

Instalados en miles de farolas, cámaras de velocidad, cabinas de peaje, coches de policía y grúas en todo Estados Unidos, los escáneres registran cada vehículo que pasa en bases de datos administradas por contratistas como Vigilant Systems, que informa que ha registrado 5 mil millones de ubicaciones de matrículas en todo el país. . Solo en Maryland, los escáneres del gobierno y la policía capturaron más de 500 millones de placas el año pasado, según muestran los datos estatales.

A Dominick Madden, un trabajador de saneamiento de la ciudad de Nueva York que estaba de baja por enfermedad cuando supuestamente irrumpió en el Capitolio, le escanearon la matrícula de su automóvil media docena de veces en su viaje de ida y vuelta a Washington, según una denuncia penal. Madden también fue presuntamente captado en un video caminando por el ala del Senado del Capitolio con una sudadera azul QAnon. Se declaró inocente y su abogado no respondió a las solicitudes de comentarios.

En muchos casos, los documentos citan a sospechosos que expresan confianza en que se habían escapado del alcance del FBI. Cuando un usuario anónimo de Parler advirtió a Maimone, la mujer del área de Pittsburgh con la máscara de la bandera estadounidense, que las autoridades arrestarían a cualquiera que ingresara ilegalmente al edificio del Capitolio el 6 de enero, rechazó la idea a través de su cuenta, "TrumpIsYourPresident1776".

"¡Lmao yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! escribió en un intercambio citado en la denuncia penal acusando a Maimone de robo, entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio. Un juez de DC firmó una orden de arresto el mes pasado.

Los agentes del FBI obtuvieron ayuda para identificar a Maimone y su prometido, Philip Vogel (sin relación conocida con William Vogel), comparando manualmente sus tatuajes de voz y mano con un informe de noticias de la televisión de Pittsburgh del año pasado, durante el cual habló de ser rescatado una noche después de su muerte. El barco de pesca chocó contra un tronco y se hundió, según la denuncia federal.

Los investigadores también relacionaron el gorro gris de Vogel's con una foto que él y Maimone habían publicado en el perfil de Yelp de su negocio de contratación, según la denuncia. Y combinaron su bufanda con una que había usado en una selfie publicada en su cuenta de Facebook en la que celebraba haber atrapado un pez "monstruo" en el río Potomac un día después de los disturbios.

Los abogados de Maimone y Vogel declinaron hacer comentarios. La pareja fue puesta en libertad después de que cada uno pagó $ 10,000 en fianza y acordaron "mantenerse alejados de D.C.", según muestran los registros judiciales.

Otros supuestos insurrectos terminaron ayudando a los investigadores incluso cuando intentaron cubrir sus huellas, escribieron agentes del FBI en los documentos de acusación. Un hombre entró al Capitolio con un sombrero de vaquero oscuro y un respirador grande que le cubría todo menos los ojos y la frente. Pero también se tomó una selfie debajo de una estatua de mármol del séptimo vicepresidente de la nación, John C. Calhoun, un accesorio de la gran sala de "criptas" debajo de la Rotonda del Capitolio. Un informante que recibió la foto la reenvió al FBI, decía una denuncia penal, junto con un nombre sugerido: Andrew Hatley.

Hatley negó haber participado en el ataque y escribió en Facebook: “Me ha llamado la atención que había alguien que se parece a mí en el Capitolio. Me gustaría dejar las cosas claras. No tengo ese tipo de motivación por causas perdidas. Simplemente ya no me importa lo suficiente, ciertamente no lo suficiente para todo eso ".

Pero supuestamente dejó evidencia de lo contrario en los registros de una aplicación de redes sociales, Life360, que los miembros de la familia utilizan a menudo para mantenerse al tanto de los demás. Cuando un informante les dijo a los agentes del FBI que Hatley tenía la aplicación en su teléfono inteligente, enviaron una orden de registro a Life360 días después del ataque. Los investigadores dijeron en la denuncia que luego trazaron los viajes de Hatley en "un mapa electrónico de Washington, D.C." basado en los registros de la empresa.

En el estilo de los documentos del FBI, los investigadores alegaron que la evidencia borró cualquier duda: "Los datos confirman que el teléfono celular de HATLEY estaba en el Capitolio de los Estados Unidos durante los eventos descritos anteriormente el 6 de enero de 2021". El abogado de Hatley y Life360 declinaron hacer comentarios.

En otro caso, un agente del FBI escribió en una declaración jurada penal que un "supremacista blanco autoproclamado" de Maryland, Bryan Betancur, había pedido a su oficial de libertad condicional permiso para salir del estado el 6 de enero para entregar Biblias en DC con un grupo evangélico. Pero el monitor de tobillo ordenado por la corte de Betancur lo delató, según la declaración jurada, al publicar su ubicación minuto a minuto, desde la manifestación de Trump en la Elipse de la Casa Blanca hasta los escalones del Capitolio, en un sitio web que los investigadores pudieron rastrear en tiempo real. Fue arrestado el 17 de enero, nueve días después de que le dijera a su oficial de libertad condicional que creía que el FBI lo estaba observando.

Los abogados de Bissey y William Vogel declinaron hacer comentarios. Los abogados de Betancur y Bonet no respondieron a las solicitudes de comentarios.

1 teléfono, 12.000 páginas de pruebas

Los documentos resaltan cuánta evidencia digital arroja una persona común en la vida cotidiana: en un caso, los fiscales dijeron que recopilaron más de 12,000 páginas de datos del teléfono de un sospechoso usando Cellebrite, una herramienta popular entre las fuerzas del orden por su capacidad para penetrar teléfonos bloqueados. y copiar su contenido. La búsqueda también recuperó 2.600 páginas de registros de Facebook y 800 fotos y videos de teléfonos celulares.

El FBI dijo que localizó a presuntos alborotadores que habían intentado sin éxito evadir el enjuiciamiento. En una declaración jurada que respalda una solicitud de orden de registro, un agente del FBI dijo que un pariente de Zachary Alam le había dicho a los investigadores que se le podía ver en un video golpeando un vidrio dentro del Capitolio con su casco y que estaba huyendo sin intención de girarse. Los agentes consiguieron que un juez de DC emitiera una "orden de ping" para su teléfono celular, que había sido registrado con T-Mobile bajo el nombre del alter ego de Superman, Clark Kent, según la declaración jurada. Esa orden de ping supuestamente señaló la ubicación de Alam en la habitación 17 del Penn Amish Motel en la zona rural de Pensilvania. Los agentes del FBI lo arrestaron allí al día siguiente.

Apple también les dio a los investigadores detalles de la cuenta de iCloud de Alam, incluida la dirección de su casa, la información de inicio de sesión y las fechas de registro de su iPhone 7 y MacBook Air, según la declaración jurada. El gigante de la tecnología fue citado en varios casos en los que los agentes incautaron los iPhones de los sospechosos, pero ningún documento revisado por The Post mostró que Apple proporcionaba datos de ubicación detallados, al igual que Google y Facebook.

Otros se movieron para cubrir sus huellas demasiado tarde. Después de días de tuitear amenazas de muerte a los legisladores y compartir selfies del Capitolio, diciendo que "solo quería incriminarme un poco", Garret Miller (sin relación conocida con Brandon Miller) había expresado una pizca de precaución al escribir una publicación en Facebook diciendo que “Puede que sea hora de que ... sea difícil de localizar”, afirma una denuncia penal.

Ese mismo día, los agentes obtuvieron una orden de registro para los datos de ubicación de su teléfono celular, que mostraba que su teléfono estaba dentro de su casa en Dallas. Cuando los agentes lo arrestaron allí el día de la toma de posesión, Miller vestía una camiseta con la cara de Trump que decía: "Estuve allí, Washington D.C., 6 de enero de 2021", según un documento presentado por los fiscales el mes pasado en contra de la liberación de Miller. Los abogados de Miller no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Otro presunto alborotador, Damon Beckley, le dijo a la estación de televisión de Louisville WDRB que eliminó su cuenta de Facebook y quitó la tarjeta SIM de su teléfono con la esperanza de evadir al FBI. Pero los agentes dijeron en una solicitud de orden de registro que aún podían hacer coincidir su rostro en videos de teléfonos celulares y fotos del Capitolio con su licencia de conducir de Kentucky. (Los investigadores federales en Kentucky y otros estados están legalmente autorizados para ver los registros del Departamento de Vehículos Motorizados del estado, no se requiere una citación).

Los investigadores también presentaron una orden de registro de 33 páginas ante Facebook exigiendo prácticamente todo lo que Beckley había hecho en el sitio desde el 1 de noviembre: todos los mensajes, borradores de mensajes, publicaciones, comentarios, fotos, videos, grabaciones de audio, videollamadas, "Me gusta", "etiquetas", búsquedas, registros de ubicación, configuración de privacidad, tiempos y duraciones de las sesiones, elementos del calendario, publicaciones de eventos (pasados ​​y futuros), solicitudes de amistad (aprobadas y rechazadas), libretas de direcciones, listas de amigos y relaciones actualizaciones de estado, así como todas las fechas, horas, direcciones IP, información de ubicación y otros metadatos vinculados a cada elemento, además de cualquier información que haya compartido con la empresa, incluidas sus contraseñas, preguntas de seguridad, dirección particular, número de teléfono y cualquier vínculo vinculado tarjetas de crédito o cuentas bancarias.

El abogado de Beckley se negó a comentar. En una publicación de Facebook citada en la orden judicial, Beckley defendió su presencia dentro del Capitolio escribiendo que había sido "empujado por Antifa".

Ayuda externa con reconocimiento facial

En un video de Facebook titulado "Asalto pacífico a la capital", se podía ver a un hombre gritando: "¡En el Capitolio, bebé, sí!". cuando se unió a una turba que empujaba vidrios rotos y entraba en el umbral del edificio, según una denuncia penal. La División de Tecnología Operativa del FBI en Quantico, Virginia, pasó esa imagen a través de la herramienta de búsqueda de reconocimiento facial de la oficina, que la comparó con la foto de la licencia de conducir de California de Mark Simon, a quien los agentes llamaron un "activista conocido" de Huntington Beach. Fue arrestado en California en enero. Su abogado no respondió a las solicitudes de comentarios.

Los investigadores también fueron más allá de las bases de datos oficiales, dicen los documentos. Un "cazador de sedición" aficionado tuiteó que el mismo hombre parecía aparecer en dos videos lanzando un aerosol químico a los oficiales fuera del Capitolio y luego hablando sobre el enfrentamiento mientras usaba pantalones de camuflaje y una calcomanía de "Guns Save Lives" dentro del vestíbulo de un Arlington. hotel, según denuncia penal.

Los agentes dijeron que retiraron las reservas del hotel y luego compararon las fotos de la licencia de conducir con el presunto alborotador en el video, a quien identificaron como un hombre de Texas llamado Daniel Ray Caldwell. En una audiencia de detención después del arresto de Caldwell, el agente del FBI testificó que también "usó tecnología de reconocimiento facial para determinar si una imagen del rostro del acusado coincidía con algún video en Internet", y que el "software no identificado encontró de forma independiente una coincidencia" entre los foto y el video del hotel, de acuerdo con la orden de un juez de instrucción el mes pasado.

El FBI se negó a comentar sobre sus técnicas de reconocimiento facial. El abogado de Caldwell no respondió a las solicitudes de comentarios.

Algunos casos dependían de los consejos de reconocimiento facial presentados al FBI por agencias externas. Después de que el FBI publicó boletines de "estar alerta" con fotos de los sospechosos, los funcionarios de la oficina del fiscal del estado del condado de Harford en Maryland publicaron una de las imágenes de un hombre dentro del Capitolio con la máscara hundida debajo de la barbilla, a través de una pieza sin nombre. del software de reconocimiento facial, según denuncia penal. La herramienta devolvió el rostro de Robert Reeder, sonriendo por una foto de la licencia de conducir de Maryland con una sudadera con capucha gris como la que había usado el sospechoso el 6 de enero.

Un agente del FBI dijo en la denuncia que Reeder cooperó varios días después entregando una mezcla de fotos y videos de su teléfono que mostraban a él y a otros atravesando el Capitolio. El abogado de Reeder se negó a comentar.

El uso cada vez más generalizado del reconocimiento facial por parte de las fuerzas policiales locales también ayudó a impulsar la persecución del FBI en todo el país. Después de que el FBI comenzó a pedir ayuda mediante la circulación de boletines con imágenes de sospechosos, 12 detectives y analistas de delitos del Departamento de Policía de Miami comenzaron a pasar las fotos a través de Clearview AI, una herramienta de reconocimiento facial basada en miles de millones de redes sociales e imágenes públicas de toda la Web. .

Officers signed a contract with the tool’s creators last year, hoping for a potential breakthrough: Their other facial recognition search only looks through official photos, such as jail mug shots. But Clearview has faced lawsuits from advocacy groups arguing its technology violates privacy rights, and Google and Facebook have demanded the company stop copying their photos into its searchable database.

The Miami police team has run 129 facial recognition searches through Clearview and sent 13 possible matches to FBI agents for further investigation, said Armando R. Aguilar, assistant chief of the department’s Criminal Investigations Division, adding, “We were happy to help however we could.”

Clearview AI’s chief executive, Hoan Ton-That, declined to provide specifics but said in a statement to The Post that “it is gratifying that Clearview AI has been used to identify the Capitol rioters who attacked our great symbol of democracy.”

A passport application and a bank video

Unlike many of the Capitol insurrectionists, Philip Grillo had not immediately given himself away: He wore a mask, did not live-stream himself committing crimes, and stormed the Capitol shouting, “Fight for Trump” while holding a cellphone registered in his mother’s name.

But that did not stop the FBI, as agents alleged in a criminal complaint: After two tipsters called the bureau, saying they recognized Grillo on TV, agents trawling through Capitol surveillance camera footage spotted him leaping through a broken window and taking a selfie inside the Rotunda, his mask around his neck.

They compared his face on the video to a photo from Grillo’s application for a passport in 2017, the complaint shows, and they matched his embroidered Knights of Columbus jacket with one spotted in a YouTube clip of a violent brawl.

The agents said in the complaint that they also used a Verizon search warrant to determine that Grillo’s phone had been inside the Capitol, and they scanned license plate reader data from D.C. to New York, where he had been a Republican Party official in Queens: His Chevrolet Traverse had been spotted leaving New York City the night before and recorded near the Capitol at 2 a.m. the morning of the riot.

Later, photographers spotted Grillo leaving a federal court building in Brooklyn, using a hoodie to cover his face. His attorney declined to comment.

The FBI also has been aided by the online army of self-proclaimed “sedition hunters,” like the one who helped identify Caldwell. They scoured the Web for clues to track down rioters and often tweeted their findings publicly in what amounted to a crowdsourced investigation of the Capitol attack. The citizen sleuths organized their pursuits with hashtags: One man, Clayton Mullins, a Kentucky car dealer whose alleged assault of a police officer was captured on YouTube video, was given the viral hashtag “#slickback” for the way he wore his hair.

From that video, a tipster pointed the FBI to Mullins’s Kentucky driver’s license photo, which allowed FBI investigators to figure out where he had a bank account, according to a criminal complaint. In February, an agent talked to a bank employee, who not only told them Mullins had been there a day before but queued up surveillance video of him talking to a teller, wearing no mask and with his dark hair pushed back in that signature slick.

Mullins, whose attorney declined to comment, was released from federal custody last month on the condition that he not leave his home in western Kentucky, court filings show. His detention will be enforced by a location-tracking GPS monitor.

Spencer S. Hsu, Matt Kiefer and Julie Tate contributed to this report.


Aprende más

  • The resource guide U.S. Presidential Inaugurations: “I Do Solemnly Swear…” presents information about presidential inaugurations and digitized primary source materials, including photographs, manuscripts, campaign posters, letters, broadsides, and inaugural speeches.
  • View the videos in the Presidential Inauguration Series including one on the Presidential Inauguration Date Change.
  • Read the Headlines & Heroes blog post to learn Intriguing Facts About Presidential Inaugurations Past Search other Library of Congress Blogs to find more compelling stories and fascinating facts.
  • The Performing Arts blog, In the Muse, highlighted musical compositions celebrating inaugurations in the post Inauguration Music of Yesteryear. Search the Notated Music Collections on inauguration to identify additional compositions.
  • Visit the Inaugurations feature presentation on the Teachers Page. This feature is designed for teachers and students.
  • Read the inaugural address President Washington delivered in New York’s Federal Hall.
  • Be sure to see the online exhibition American Treasures of the Library of Congress. This collection includes Thomas Jefferson’s first inaugural address and a banner from Abraham Lincoln’s 1860 presidential campaign.
  • Search Today in History for the name of your favorite chief executive.

The dream of a national cathedral dates to the earliest days of the United States, when President George Washington and architect Pierre L’Enfant imagined a “great church for national purposes.”

Congress granted a charter (incorporation papers) to the Protestant Episcopal Cathedral Foundation of the District of Columbia, allowing it to establish a cathedral and institutions of higher learning. The charter was signed by President Benjamin Harrison and is preserved in the National Archives.

The Right Rev. Henry Yates Satterlee, the first Episcopal bishop of Washington, identified land atop Mount Saint Alban for the Cathedral—the most commanding spot in the entire Washington area.

President William McKinley attends the dedication of the Peace Cross on the Cathedral Close to mark the end of the Spanish-American War.

Workmen laid the foundation stone on Washington’s longest-running construction project on September 29 as President Theodore Roosevelt and the Bishop of London spoke to a crowd of 10,000. The stone itself came from a field near Bethlehem and was set into a larger piece of American granite. On it was the inscription: “The Word was made flesh, and dwelt among us” (John 1:14).

Bethlehem Chapel opens for services.

President Woodrow Wilson attends official thanksgiving service for the end of the First World War.

President Warren G. Harding leads all 34 delegates to the Washington Conference on Limitation of Armaments to a special Cathedral service through the “Way of Peace” entrance by Bethlehem Chapel.

President Calvin Coolidge opens the General Convention of the Episcopal Church at the Cathedral.

President Franklin D. Roosevelt attends a National Prayer Service for his second inauguration.

President Woodrow Wilson’s tomb in the Cathedral is dedicated.

War Memorial Chapel is dedicated by President Dwight D. Eisenhower and Queen Elizabeth II.

The Cathedral’s 300-foot Gloria in Excelsis central tower is dedicated.

The Rev. Dr. Martin Luther King, Jr., preaches his last Sunday sermon from the Canterbury Pulpit.

World leaders gather for President Dwight D. Eisenhower’s State Funeral.

The Cathedral’s nave and west rose window were completed and dedicated in the presence of Queen Elizabeth II and President Gerald Ford.

The Pilgrim Observation Gallery was completed and opened to the public.

The Cathedral hosted the national prayer service for President Ronald Reagan’s second inauguration.

The Cathedral hosted the national prayer service for President George H.W. Bush’s inauguration.

The completion of the west towers marked the end of 83 years of construction, as President George H.W. Bush wishes “God speed the work completed this noon and the new work yet to begin.”

The Cathedral hosts a National Day of Prayer and Remembrance Service three days after the Sept. 11 terrorist attacks.

The Cathedral hosted the state funeral of President Ronald Reagan.

The Cathedral hosted the state funeral of President Gerald Ford.

The Cathedral hosted the national prayer service for President Barack Obama’s first inauguration.

A rare 5.8-magnitude earthquake struck the east coast and caused an estimated $32 million in damage to the Cathedral.

The Cathedral hosted a national prayer service for President Barack Obama’s second inauguration.

The Cathedral hosted a national prayer service for President Donald Trump’s inauguration.

The Cathedral hosted an official funeral for Senator John McCain.

The ashes of Matthew Shepard were interred in the Cathedral crypt, 20 years after his murder in an anti-gay hate crime that electrified the gay rights movement.

The Cathedral hosted a State Funeral for President George H.W. Bush.

The COVID-19 pandemic upended life at the Cathedral, forcing its doors to close on March 12 (for an indefinite period of time) and leading to staff cutbacks and budget reductions.

The Cathedral hosted a virtual Inaugural Prayer Service for Joe Biden's inauguration President Biden and Vice President Harris watched from the White House.

A carved figure of Holocaust survivor Elie Wiesel is added to the Cathedral's Human Rights Porch, joining humanitarian Mother Teresa, civil rights icon Rosa Parks and others who devoted their lives in service of others.


The Light Is Finally Flooding Back Into American Politics

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

We did it, Joe. Donald Trump has left the White House. The divorce is finalized. Washington has been de-liced with the vigorous nit shampoo of the election. There will be no fake news about crowd numbers, no MAGA chanting, the rumors of multiple Melanias forgotten. Inauguration Day is upon us and we can bask in the whimsy of the grandiose ceremony—Lady Gaga’s head-to-toe white like an avenging angel was a pre-inauguration highlight. I almost wish Kamala wore Chucks with her dress, but it’s a small price to pay for a new political dawn. The light is finally flooding back into American politics, and our pupils are adjusting.

Before we embrace this new era, I do want to take a moment for what must be the least chill presidency in history, and the utter chaos of the Trump administration. Donald Trump was (and is still) dangerous, but he also gifted us a series of benign, bonkers vignettes that tested even the most solid incredulity. Trump looking directly into the solar eclipse, for example, or the “Santa isn’t real” conversation he had with a seven-year-old. There was the way he tricked the Halloween kid, and the lukewarm White House McDonald’s buffet. The “covfefe” tweet and the “person, woman, man, camera, TV” thing. God bless lawn mower boy, forever in our hearts. And may we never forget The Orb.

No other presidency has given us so much room to mock, with its misguided pomposity and blunt hubris, and yet even mockery waned after a time. We watched with our mouths agape for so long, our jaws got tired. And so the president behaved more erratically, and our fretting became less acute. We were desensitized, our tolerance for witnessing audacious ambivalence was raised, and we began to merely absorb the Capitol Hill overspill (much like the rolls of paper towel Trump threw at hurricane survivors). I don’t want to minimize any of his caustic actions, serious as they were, but Trump sort of out-parodied himself, badly ad-libbing his way through each press opportunity that descended into catastrophe, and bringing a glibness to actual catastrophes. We looked to the commander in chief for guidance, but he was looking directly into the sun without protection. It became almost impossible to fully comprehend each momentary madness, to split his unintentional daftness from his clear and present danger.

There have, of course, been bleak and inexcusable moments too—the children in cages the “very fine people” of white supremacy the meaningless thoughts and prayers after each high school shooting the attempt to remove trans people from military careers the children in the fucking cages the bathroom ban, the travel ban the “shithole countries” did I mention the children in cages? It’s hard to stomach that “grab them by the pussy” was a pre-presidency revelation that still, somehow, saw millions of the electorate voting him into office.

It’s hard not to talk in hyperbole about this new American era with less American carnage. To everyone that tiene survived that last four years, who’s made it to today: Good on you. Countless lives have been lost to bad, uncaring policy, to the flames of violence being willingly fanned, to weaponized polarization. Whether or not great strides are made in the immediate aftermath of Trump, the Biden administration does seem, at very least, aware of the systemic inequalities that leave millions of Americans off the agenda and out in the cold. This will ripple outside of the States too—the planet will literally heal as America rejoins the Paris agreement. Four years ago, the mood was paralyzed and hopeless, but Biden is greasing hope. We did it, Joe.


400 Oklahoma National Guardsmen head to Washington, D.C. for inauguration

OKLAHOMA CITY — 400 Oklahoma National Guard soldiers and airmen are in Washington, D.C. to assist with the 59th presidential inauguration.

On Sunday, 400 Oklahoma National Guardsmen departed from Will Rogers Air National Guard Base to our nation’s capital.

The Oklahoma Guardsmen will be joining National Guard soldiers and airmen from 43 states to augment the District of Columbia National Guard.

Officials say they will assist law enforcement with traffic control in and around the Capitol, National Mall, and White House as well as communications, logistical, crowd management, and medical support.

“When people see the National Guard, they know we are there to help,” said Maj. Gen. Michael Thompson, adjutant general for Oklahoma. “The men and women of the Oklahoma National Guard who will be supporting the inauguration are the same Guardsmen who have been there time and time again for Oklahoma communities.”

National Guard involvement in presidential inaugurations dates back to April 30, 1789, when members of local militias, the pre-cursors to the modern National Guard, accompanied the U.S. Army and Revolutionary War veterans in escorting George Washington to New York City the seat of government for his inauguration ceremony.

“The National Guard has a long and proud history of inauguration support. The forefathers of today’s National Guard were present for the inauguration of George Washington, and we have been part of every inauguration since,” said Gen. Daniel Hokanson, Chief of the National Guard Bureau. “We stand ready to support this national event with our interagency partners.”


Social media companies' ban on Donald Trump poised to continue after end of presidency

Big Tech’s ban of former President Donald Trump persisted Wednesday even as his term ended.

Facebook, Twitter and Google-owned YouTube exiled Mr. Trump from their services, and the tech giants have no intention of reversing the banishments anytime soon.

YouTube said ahead of Wednesday’s inauguration of President Biden that it extended the seven-day ban it enacted last week against Mr. Trump for at least another seven days.

“In light of concerns about the ongoing potential for violence, the Donald J. Trump channel will be prevented from uploading new videos or livestreams for an additional minimum of seven days,” said Ivy Choi, a YouTube spokeswoman, wrote in an email. “As we shared previously, comments will continue to be indefinitely disabled under videos from the channel.”

In addition to its block on Mr. Trump, YouTube removed some of his content, including a video message posted during the Jan. 6 riot at the U.S. Capitol. The video features Mr. Trump telling his supporters to “go home” and he called them “very special.”

He also repeated his false claim that Democrats “stole” the Nov. 3 election, which coincided with the pro-Trump mob attacking Congress during the count of Electoral College votes that showed Mr. Biden had won the White House.

Facebook and Twitter also took down that video message.

Facebook slowly escalated its crackdown on Mr. Trump. First, it prevented Mr. Trump from posting for 24 hours across its platforms, which include Facebook and Instagram.

Then, Facebook CEO Mark Zuckerberg ramped up the ban and said it would maintain the action at least “until the peaceful transition of power is complete.”

Following the inauguration, Facebook indicated the ban would continue in perpetuity.

A Facebook spokesperson tweeted that the company had “no plans” to lift the ban on Mr. Trump.

Some of Mr. Trump‘s liberal opponents do not think YouTube and Facebook have done enough. “Star Wars” icon Mark Hamill and “Borat” comic actor Sacha Baron Cohen urged their followers to demand the social media companies permanently ban Mr. Trump.

“Think Trump is leaving tomorrow? Think again. Facebook and YouTube STILL show THOUSANDS of Trump posts & videos with his election lies and calls to ‘fight!’”” tweeted Mr. Cohen on the eve of Inauguration Day. “RT & tell @Facebook @YouTube: On January 20th, remove Trump from your platforms, PERMANENTLY! #BanTrumpSaveDemocracy.”

Mr. Hamill responded to Mr. Cohen and said Mr. Trump would continue to spread falsehoods after leaving office and must be stopped.

“His #BigLie that the election was stolen caused the violent insurrection in the Capitol & his followers to reject @PresElectBiden,” Mr. Hamill tweeted. “Time for @YouTube & @Facebook to remove his poisonous lies PERMANENTLY NOW.”

Twitter already permanently suspended Mr. Trump‘s account, @realDonaldTrump, and prevented him from publishing on Twitter via government accounts such as @POTUS, which is reserved for the president.

On Wednesday, Twitter officially turned the @POTUS account over to Mr. Biden and allowed him to post. Upon handing the government accounts over to the Biden administration, some Twitter users received push notifications from Twitter informing them of the moves: “There’s a new @WhiteHouse. Follow for the latest from the new @WhiteHouse.”


Ver el vídeo: Cables de fibra óptica, cómo funcionan? (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Naldo

    Lo sabré, muchas gracias por la ayuda en esta pregunta.

  2. Codell

    En mi opinión, este es un tema muy interesante. Charlemos contigo en PM.

  3. Phlegethon

    ¡Nos gustaban todos!

  4. Morrey

    This brilliant idea, by the way, is just falling

  5. Quaid

    No estoy de acuerdo con lo que está escrito en tu primer párrafo. De dónde obtuviste esta información?

  6. Mccloud

    Anteriormente, pensé lo contrario, gracias por una explicación.



Escribe un mensaje