Noticias

Jack Johnson gana el título de peso pesado

Jack Johnson gana el título de peso pesado


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Jack Johnson se convierte en el primer afroamericano en ganar el título mundial de peso pesado cuando noquea al canadiense Tommy Burns en el decimocuarto asalto en una pelea por el campeonato cerca de Sydney, Australia. Johnson, quien mantuvo el título de peso pesado hasta 1915, fue vilipendiado por los blancos por su desafío a las convenciones raciales de "Jim Crow" de los Estados Unidos de principios del siglo XX.

El boxeador que todavía se recuerda como el mejor boxeador defensivo en la historia de los pesos pesados ​​nació en Galveston, Texas, en 1878. Johnson abandonó la escuela después del quinto grado y trabajó en los muelles de Galveston antes de comenzar con el boxeo profesional. Demostró ser un luchador poderoso, pero la rareza de los boxeadores blancos campeones que aceptaban enfrentarse a retadores negros limitaba sus oportunidades y sus carteras. En 1903, Johnson ganó el "Campeonato Mundial de Peso Pesado de Color" y al año siguiente lanzó un desafío a Jim Jeffries, el estadounidense blanco que ostentaba el título mundial en ese momento. Jeffries se negó a reunirse con él, y no fue hasta 1908 que Tommy Burns acordó darle a Johnson una oportunidad por el título de peso pesado blanco más prestigioso.

Los boxeadores se reunieron en Rushcutter's Bay en las afueras de Sydney el 26 de diciembre de 1908. Pocos de los 20,000 espectadores allí reunidos vitorearon a Johnson mientras dominaba a Burns y se convertía en el campeón mundial de peso pesado. La recepción de Johnson al regresar a los Estados Unidos fue igualmente tibia, y los racistas estaban horrorizados por su matrimonio con una mujer blanca. Johnson se negó a mantener un perfil bajo frente a las críticas a su color y carácter, y en su lugar adoptó un estilo de vida excesivamente extravagante. Conducía llamativos autos deportivos, hacía alarde de dientes de oro que iban con su bastón con mango de oro y participaba en numerosos romances superpuestos con mujeres, todas blancas. Los reporteros comenzaron a pedir una "Gran Esperanza Blanca" para devolver el título de peso pesado a las manos de un hombre blanco.

Johnson derrotó a varios rivales estadounidenses, y en 1910 Jim Jeffries acordó salir de su retiro para intentar vencer al boxeador negro. En una pelea celebrada en Reno, Nevada, el 4 de julio de 1910, Johnson se convirtió en el primer boxeador en derribar a Jeffries, y en el asalto 15, la esquina de Jeffries tiró la toalla. El resultado del partido provocó violencia racial y disturbios en todo Estados Unidos.

En 1912, Johnson fue condenado por transportar a una mujer soltera a través de las fronteras estatales con "propósitos inmorales", una ley que fue redactada principalmente para prevenir la prostitución y el comercio de esclavos blancos, no para evitar que un boxeador negro y el dueño de un club nocturno tuvieran una aventura con su secretaria blanca. Johnson fue sentenciado a un año de prisión y puesto en libertad bajo fianza en espera de una apelación. Aprovechó la oportunidad para huir de Estados Unidos disfrazado de miembro de un equipo de béisbol negro.

Johnson vivió en el exilio durante los siguientes siete años y continuó defendiendo su título en combates en Europa y en otros lugares. El 5 de abril de 1915, perdió el título de peso pesado cuando fue noqueado por el estadounidense blanco Jess Willard en el vigésimo asalto de una pelea en La Habana, Cuba. Hubo rumores de que Johnson lanzó el campeonato para que se retiraran los cargos en su contra. Sin embargo, los cargos no fueron retirados y cuando Johnson regresó a los Estados Unidos en 1920 fue arrestado por alguaciles estadounidenses. Fue enviado a una prisión federal en Kansas para cumplir su condena de un año.

Después de su liberación, Johnson boxeó ocasionalmente, pero nunca recuperó su estatura anterior. Su fortuna disminuyó constantemente, y cerca del final de su vida trabajó como intérprete de vodevil y carnaval. Murió en un accidente automovilístico en 1946.


Jack Johnson

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Jack Johnson, por nombre de John Arthur Johnson, (nacido el 31 de marzo de 1878 en Galveston, Texas, EE. UU., muerto el 10 de junio de 1946 en Raleigh, Carolina del Norte), boxeador estadounidense que fue el primer afroamericano en convertirse en campeón de peso pesado. Muchos observadores del box lo consideran uno de los mayores pesos pesados ​​de todos los tiempos.

Johnson luchó profesionalmente desde 1897 hasta 1928 y participó en partidos de exhibición hasta 1945. Ganó el título al noquear al campeón Tommy Burns en Sydney el 26 de diciembre de 1908, y lo perdió en un nocaut de Jess Willard en 26 rondas en La Habana el 5 de abril de 1915. Hasta su pelea con Burns, la discriminación racial había limitado las oportunidades y los bolsillos de Johnson. Cuando se convirtió en campeón, un clamor por una "Gran Esperanza Blanca" produjo numerosos oponentes.

En el apogeo de su carrera, Johnson fue criticado por la prensa por su estilo de vida llamativo y por haberse casado dos veces con mujeres blancas. Él ofendió aún más a los supremacistas blancos en 1910 al noquear al ex campeón James J. Jeffries, quien había sido inducido a dejar su retiro como una "Gran Esperanza Blanca". La pelea entre Johnson y Jeffries, que fue anunciada como la "Pelea del Siglo", provocó celebraciones a nivel nacional por parte de afroamericanos que ocasionalmente se enfrentaron a la violencia de los blancos, lo que resultó en más de 20 muertes en todo el país.

En 1913, Johnson fue condenado por violar la Ley Mann al transportar a una mujer blanca, Lucille Cameron, su futura esposa, a través de las fronteras estatales con "propósitos inmorales". Fue sentenciado a un año de prisión y fue puesto en libertad bajo fianza, pendiente de apelación. Disfrazado como miembro de un equipo de béisbol negro, huyó a Canadá, luego se dirigió a Europa y estuvo prófugo durante siete años.

Defendió el campeonato tres veces en París antes de aceptar pelear contra Willard en Cuba. Algunos observadores pensaron que Johnson, creyendo erróneamente que el cargo en su contra sería retirado si le cedía el campeonato a un hombre blanco, perdió deliberadamente ante Willard. De 1897 a 1928 Johnson tuvo 114 combates, ganando 80, 45 por nocaut.

En 1920 Johnson se rindió a los alguaciles estadounidenses y luego cumplió su condena, peleando en varios combates dentro de la prisión federal de Leavenworth, Kansas. Después de su liberación, luchó ocasionalmente y actuó en actos de vodevil y carnaval, apareciendo finalmente con un acto de pulgas entrenado. Escribió dos libros de memorias, Mes Combats (en francés, 1914) y Jack Johnson en el ring y fuera (1927 reimpreso en 1975). Murió en un accidente automovilístico.

En los años posteriores a la muerte de Johnson, su reputación se rehabilitó gradualmente. Su historial criminal llegó a ser considerado más un producto de actos por motivos raciales que un reflejo de una mala conducta real, y los miembros del Congreso de los Estados Unidos, así como otros, en particular el actor Sylvester Stallone, intentaron asegurarle a Johnson un indulto presidencial póstumo, que es extremadamente raro. Después de escuchar sobre Johnson de Stallone, Pres. Donald Trump indultó oficialmente al boxeador en 2018.

La historia de la vida de Johnson fue ligeramente ficticia en la exitosa obra de teatro La gran esperanza blanca (1967 filmado en 1970), y fue el tema del documental de Ken Burns Oscuridad imperdonable (2004). Johnson fue miembro de la clase inaugural de miembros del Salón de la Fama del Boxeo Internacional en 1990.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado por última vez por Amy Tikkanen, directora de correcciones.


Jack Johnson (boxeador) - Registro de boxeo profesional

& ldquo El personaje americano parece siempre como si acabara de tener un corte de pelo bastante malo, lo que le da, al menos a nuestros ojos, una humanidad mayor que la europea, que incluso entre sus mendigos tiene un carácter demasiado profesional aire. & rdquo
y mdashMary McCarthy (1912 & # 1501989)

& ldquo puedo considerar la proposición de que la vida es una metáfora de boxeo& # 151para uno de esos combates que siguen y siguen, ronda tras ronda, jabs, golpes fallidos, clinches, nada determinado, otra vez la campana y otra vez y tú y tu oponente igualaron tan uniformemente que es imposible no ver que tu oponente eres tu. La vida es como boxeo en muchos aspectos inquietantes. Pero boxeo es solo como boxeo. & rdquo
& mdash Joyce Carol Oates (n. 1938)

& ldquo Death es otro hito en su camino.
Con risa en sus labios y con vientos que los rodean
Ellos registro simplemente
Cómo este superó a todos los demás en la fabricación de correas de transmisión. & rdquo
& mdashStephen Spender (1909 & # 1501995)


Lo siguiente, adaptado del Manual de estilo de Chicago, 15ª edición, es la cita preferida para esta entrada.

James W. Byrd y ldquoJohnson, Jack y rdquo Manual de Texas en línea, consultado el 26 de junio de 2021, https://www.tshaonline.org/handbook/entries/johnson-jack.

Publicado por la Asociación Histórica del Estado de Texas.

Todos los materiales con derechos de autor incluidos en el Manual de Texas en línea están de acuerdo con el Título 17 U.S.C. La Sección 107 relacionada con los derechos de autor y el uso legítimo para las instituciones educativas sin fines de lucro, que permite a la Asociación Histórica del Estado de Texas (TSHA), utilizar materiales con derechos de autor para ampliar las becas, la educación e informar al público. La TSHA hace todo lo posible por ajustarse a los principios de uso justo y cumplir con la ley de derechos de autor.

Si desea utilizar material protegido por derechos de autor de este sitio para fines propios que vayan más allá del uso legítimo, debe obtener el permiso del propietario de los derechos de autor.


Jack Johnson (1878-1946)

Jack Johnson, el primer afroamericano y el primer tejano en ganar el campeonato mundial de boxeo de peso pesado, nació el segundo de seis hijos de Henry y Tiny Johnson en Galveston el 31 de marzo de 1878. Sus padres eran antiguos esclavos. Para ayudar a mantener a su familia, Jack Johnson dejó la escuela en quinto grado para trabajar en el muelle de su ciudad natal portuaria. En la década de 1890, Johnson comenzó a boxear cuando era adolescente en combates & # 8220battles royal & # 8221 donde los espectadores blancos veían pelear a hombres negros y al final del concurso arrojaban dinero al ganador.

Johnson se convirtió en profesional en 1897, pero cuatro años después fue arrestado y encarcelado porque el boxeo era en ese momento un deporte criminal en Texas. Después de su liberación de la cárcel, dejó Texas para perseguir el título de campeón de boxeo de peso pesado "Negro". Aunque se ganaba la vida como boxeador, Johnson durante seis años buscó una pelea por el título con el campeón blanco de peso pesado, James J. Jeffries. Jeffries le negó a Johnson y a otros boxeadores afroamericanos la oportunidad de ganar su título y se retiró invicto en 1904.

Sin embargo, la reputación de Johnson como un hábil estratega del ring siguió creciendo a medida que derrotaba a los boxeadores blancos y negros. Finalmente, en 1908, Johnson luchó contra el campeón blanco Tommy Burns en Australia por $ 30,000, entonces el premio más alto en la historia del boxeo. Johnson noqueó a Burns en el decimocuarto asalto para convertirse en el primer campeón mundial de peso pesado afroamericano.

La captura del título por parte de Johnson inició una búsqueda entre los promotores blancos de una "gran esperanza blanca" para derrotar al campeón negro y reclamar el título para la América blanca. Eventualmente sacaron a Jim Jeffries de su retiro para enfrentar a Johnson. El 4 de julio de 1910, en lo que se anunciaría como la "Batalla del siglo", Johnson finalmente luchó y venció a Jeffries en Reno, Nevada, para retener su título. Los periódicos advirtieron a Johnson y sus seguidores que no se regocijaran con la victoria. No obstante, decenas de afroamericanos y algunos blancos murieron como resultado de los disturbios raciales que estallaron en ciudades de todo el país en respuesta a la victoria de Johnson. Por temor a más disturbios raciales, la legislatura de Texas prohibió todas las películas que muestran las victorias del luchador negro sobre cualquiera de sus oponentes blancos.

Johnson también atrajo una considerable condena debido a sus relaciones sexuales descaradas con numerosas mujeres blancas. En 1913, Johnson huyó de los Estados Unidos porque los funcionarios federales lo acusaron de violar la Ley Mann, que prohibía el transporte de mujeres a través de las fronteras estatales por prostitución, libertinaje o actos inmorales.

Mientras estaba exiliado en Cuba, Johnson perdió su título en 1914 ante el poco conocido boxeador blanco Jess Willard. Al no conseguir otros partidos en el extranjero, Johnson regresó a los EE. UU. En 1920 para entregarse a las autoridades federales. Fue juzgado y condenado por violar la Ley Mann y sentenciado a un año y un día en la penitenciaría federal de Leavenworth, Kansas. Irónicamente, Johnson fue nombrado director atlético de la prisión cuando aún estaba preso. Tras su liberación de la prisión en 1921, regresó al ring, participando solo en peleas de exhibición. Los promotores nunca más le dieron a Johnson otra oportunidad por el título.

Jack Johnson se casó sucesivamente con tres mujeres blancas, Etta Duryea, Lucille Cameron e Irene Pineau, pero esas uniones no pudieron producir hijos. El 6 de octubre de 1946, después de que un restaurante de Carolina del Norte le negara el servicio, abandonó el negocio y poco después chocó su automóvil. Johnson murió por el impacto. Tenía 68 años. El Salón de la Fama del Boxeo incorporó póstumamente a Johnson en 1954 y recibió el mismo honor del Salón de la Fama del Boxeo Internacional en 1990.


Texas contará la historia de la leyenda del boxeo Jack Johnson en el marcador histórico de Galveston

Jack Johnson, nacido en Galveston, fue el primer afroamericano en ganar el título de boxeo de peso pesado.

2 de 62 Jack Johnson observa cómo el oponente Stan Ketchel es eliminado el 16 de octubre de 1909. Archivo de noticias deportivas / Noticias deportivas a través de Getty Images Mostrar más Mostrar menos

4 de 62 El campeón de boxeo Jack Johnson se muestra el 4 de julio de 1910, antes de su exitosa defensa del título contra '' La gran esperanza blanca '' James J. Jeffries en Reno, Nevada. Archivo de noticias deportivas / Noticias deportivas a través de Getty Images Mostrar más Mostrar Menos

5 de 62 Jack Johnson, de pie detrás del pugilista Joe Choynski frente a un fondo de color claro, Chicago, Illinois, 1909. De la colección Chicago Daily News. Museo de Historia de Chicago / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

7 de 62 La portada de 'Le Petit Journal' presenta el combate de boxeo entre Jack Johnson y Jim Jeffries, el 17 de julio de 1910. El combate, celebrado en Reno, Nevada, el 4 de julio de 1910, vio a Johnson derrotar decisivamente a Jeffries. Buyenlarge / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

8 de 62 Jack Johnson (izq.) Yace en la lona mientras tropieza con Stanley Ketchel durante la pelea en el Mission Street Arena, el 16 de octubre de 1909 en Colma, California. Jack Johnson ganó el título mundial de peso pesado por KO 12. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

10 de 62 Jack Johnson (izq.) Cae a la lona luego de ser derribado por Stanley Ketchel durante la pelea en el Mission Street Arena, el 16 de octubre de 1909 en Colma, California. Jack Johnson ganó el título mundial de peso pesado por KO 12. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

11 de 62 Stanley Ketchel es derribado durante la pelea contra Jack Johnson en el Mission Street Arena, el 16 de octubre de 1909 en Colma, California. Jack Johnson ganó el título mundial de peso pesado por KO 12. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

13 de 62 ABRIL 1978: Artículo de portada de Ring Magazine sobre el mejor luchador negro de todos los tiempos en la portada. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

14 de 62 OCTUBRE 1948: Ilustración de la portada de la revista Ring de James Jeffries y Jack Johnson en la portada. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

16 de 62 CIRCA 1900: Jack Johnson posa para un retrato. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

17 de 62 CIRCA 1900: Jack Johnson posa para un retrato. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

19 de 62 CIRCA 1909: El campeón de peso pesado Jack Johnson pelea con un oponente. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

20 de 62 CIRCA 1909: El campeón de peso pesado Jack Johnson se prepara en el ring. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

22 de 62 Jess Willard (izq.) Le da un puñetazo a Jack Johnson durante la pelea mundial de peso pesado el 5 de abril de 1915 en La Habana, Cuba. The Ring Magazine / The Ring Magazine / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

23 de 62 El campeón de boxeo de peso pesado Jack Johnson, entrenando al boxeador de peso pesado Harry Bobo golpeando a otro luchador en el ring, Center Avenue YMCA, Pittsburgh, Pensilvania, febrero de 1941. Teenie Harris Archive / Carnegie M / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

25 de 62 El boxeador estadounidense Jack Johnson, (1878-1946), entrenando. Imágenes Keystone / Getty Mostrar más Mostrar menos

26 de 62 Circa 1910: el boxeador afroamericano, Jack Johnson (1878 - 1946), se convirtió en campeón mundial de peso pesado en 1908 y derrotó a una serie de "grandes esperanzas blancas" que lo desafiaron. Imágenes MPI / Getty Mostrar más Mostrar menos

28 de 62 boxeadores estadounidenses Stanley Ketchell (1886-1910) (L) y Jack Johnson (1878-1946) se tocan los guantes el 10 de octubre de 1909 mientras se enfrentan en el ring de boxeo antes de su pelea, San Francisco, California. Johnson, quien en 1908 se convirtió en el primer afroamericano en ganar la corona de peso pesado, ganó el partido. American Stock Archive / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

29 de 62 Jack Johnson (1878 - 1946) de los EE. UU. Es contado por el árbitro después de ser noqueado en el asalto 26 por Jess Willard durante su título mundial de peso pesado el 5 de abril de 1915 en La Habana, Cuba. Willard tomó el título que Johnson ostentaba desde 1908. Archivo Hulton / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

31 de 62 Boxeador estadounidense, Jack Johnson (1878-1946) con su esposa 15 de febrero de 1924. Topical Press Agency / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

32 de 62 Boxer Jack Johnson (de principios de 1900). LEYENDA DE HOUCHRON (15/02/2001): El escritor de Houston David Theis recuerda a Jack Johnson, el primer campeón mundial de peso pesado negro y nativo de Galveston, en la revista Texas. LEYENDA DE HOUCHRON (18/02/2001): Incluso hoy, es difícil juzgar si Jack Johnson, el primer campeón negro de peso pesado del mundo, es más héroe que paria en la isla donde nació. archivo Mostrar más Mostrar menos

34 de 62 Jack Johnson de los EE. UU., Uno de los boxeadores de peso pesado más grandes pero más impopulares de todos los tiempos, en su camino a la cancha en Bow Street rodeado por una gran multitud en septiembre de 1911. En 1908 le quitó el título mundial a Tommy Burns y se mantuvo firme hasta que Jess Willard lo golpeó en 1915. (Foto de Topical Press Agency / Getty Images) Topical Press Agency / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

35 de 62 El boxeador estadounidense Jack Johnson (1878-1946) (centro delantero), el campeón mundial de peso pesado, en un picnic con una fiesta no identificada entre las flores de un huerto, Berlín, Alemania, a mediados de la década de 1910. Imágenes FPG / Getty Mostrar más Mostrar menos

37 de 62 El boxeador estadounidense Jack Johnson (1878-1946) transporta madera sobre su hombro, a principios de la década de 1920. Imágenes FPG / Getty Mostrar más Mostrar menos

38 de 62 El boxeador estadounidense Jack Johnson (1878-1946) (segundo desde la izquierda), el campeón mundial de peso pesado, y su manager, George Little (tercero desde la derecha) abren un cofre de monedas en un banco, desde finales de 1900 hasta principios de 1910. Imágenes FPG / Getty Mostrar más Mostrar menos

40 de 62 Jack Johnson se sienta al volante durante su visita a Cleveland, 1 de abril de 1910. Louis Van Oeyen / WRHS / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

41 de 62 Retrato de tres cuartos de Jack Johnson. Museo de Historia de Chicago / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

43 de 62 Retrato de grupo de cuerpo entero de Jack Johnson lanzando un golpe de izquierda al cuerpo del pugilista Joe Choynski, de pie frente a un fondo de color claro en una habitación en Chicago, IL, 1909. Un hombre no identificado es parcialmente visible parado en el primer plano en el lado izquierdo de la imagen. Museo de Historia de Chicago / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

44 de 62 Retrato de grupo de cuerpo entero de Jack Johnson de pie detrás del pugilista Joe Choynski frente a un fondo de color claro en una habitación en Chicago, IL, 1909. Tanto Johnson como Choynski están extendiendo los brazos a los lados. Museo de Historia de Chicago / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

46 de 62 Retrato informal de cuerpo entero del pugilista Jack Johnson sosteniendo una cuerda por ambos extremos y pisando el medio de la cuerda, de pie en una habitación en Chicago, Illinois, 1909. Hombres vestidos con ropa de calle y hombres con mallas están parados en el antecedentes. Museo de Historia de Chicago / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

47 de 62 Jack Johnson, campeón de peso pesado y Little en el campo de entrenamiento alrededor de 1900. (Foto de Buyenlarge / Getty Images) Buyenlarge / Getty Images Mostrar más Mostrar menos

49 de 62 El boxeador Jack Johnson, nacido en Galveston, fue condenado en 1913. Archivo AP Mostrar más Mostrar menos

50 de 62 Adrienne Ison, una escultora de Austin, revela una estatua que hizo de Jack Johnson durante una ceremonia de dedicación para Jack Johnson Park en Old Central High School, el martes 13 de noviembre de 2012 en Galveston. Johnson fue el primer campeón afroamericano de peso pesado el 26 de diciembre de 1908. Johnson era conocido por ignorar constantemente el "lugar" social y económico de los afroamericanos en la sociedad. (Nick de la Torre / Houston Chronicle) Nick de la Torre / Staff Mostrar más Mostrar menos

52 de 62 simpatizantes se reúnen en Jack Johnson Park el 30 de marzo de 2013 en Galveston, TX. Los que se reunieron le piden al presidente Obama que perdone al ex campeón de boxeo de peso pesado por violar la Ley Mann a principios del siglo XX. El boxeador franco fue el primer campeón mundial de boxeo de peso pesado afroamericano. Eric Kayne Mostrar más Mostrar menos

53 de 62 Daniel Speights, 6, de Missouri City, posa con la nueva estatua de Jack Johnson en Galveston. Nick de la Torre / Staff Mostrar más Mostrar menos

55 de 62 Linda Haywood vino a Galveston desde Chicago para revisar los planos de un parque en honor a su tío abuelo, Jack Johnson. Billy Smith II / Crónica Mostrar más Mostrar menos

56 de 62 simpatizantes se reúnen en Jack Johnson Park el 30 de marzo de 2013 en Galveston, TX. Los que se reunieron le piden al presidente Obama que perdone al ex campeón de boxeo de peso pesado por violar la Ley Mann a principios del siglo XX. El boxeador franco fue el primer campeón mundial de boxeo de peso pesado afroamericano. Eric Kayne Mostrar más Mostrar menos

58 de 62 simpatizantes se reúnen en Jack Johnson Park el 30 de marzo de 2013 en Galveston, TX. Los que se reunieron le piden al presidente Obama que perdone al ex campeón de boxeo de peso pesado por violar la Ley Mann a principios del siglo XX. El boxeador franco fue el primer campeón mundial de boxeo de peso pesado afroamericano. Eric Kayne Mostrar más Mostrar menos

59 de 62 simpatizantes se reúnen en Jack Johnson Park el 30 de marzo de 2013 en Galveston, TX. Los que se reunieron le piden al presidente Obama que perdone al ex campeón de boxeo de peso pesado por violar la Ley Mann a principios del siglo XX. El boxeador franco fue el primer campeón mundial de boxeo de peso pesado afroamericano. Eric Kayne Mostrar más Mostrar menos

Once años después de la épica batalla, no hubo resentimientos. Ali y Foreman se muestran haciendo el payaso en un evento de Galveston de 1985 en honor a la leyenda del boxeo Jack Johnson, el nativo de la Isla que se convirtió en el primer campeón mundial de peso pesado negro.

Un marcador que cuenta la historia de la leyenda del boxeo de Galveston, Jack Johnson, se dará a conocer en la ciudad a principios del año nuevo.

El marcador se colocará en Jack Johnson Park para aprovechar los esfuerzos para honrar al primer campeón mundial de peso pesado afroamericano.

La inscripción de dos párrafos detalla la vida de Johnson comenzando en el East End de Galveston, trabajando en los muelles y salvando a su familia de la tormenta de 1900, así como su ascenso para reclamar el título más prestigioso del boxeo.

Será de aluminio fundido y medirá 27 pulgadas por 42 pulgadas con texto sobre un fondo negro y es parte del Programa Undertold Marker de la Comisión Histórica de Texas, que trata de contar la historia de la diversidad en Texas.

El legado de Johnson sigue siendo controvertido porque, a pesar de los intentos de que se reconozcan sus logros, las solicitudes de perdón por una condena que infringe las leyes de segregación han fracasado hasta ahora.

Fue declarado culpable de acompañar a una mujer blanca a través de las fronteras estatales.

El marcador se dará a conocer a principios de febrero del próximo año.

El texto completo del marcador se leerá:

Arthur John "Jack" Johnson (1878-1946), nativo de Galveston, fue el primer campeón mundial de boxeo de peso pesado afroamericano. Creció en el East End de Galveston y perfeccionó sus habilidades de lucha trabajando en los muelles. Durante la tormenta de 1900, Johnson ayudó a su familia a escapar de su casa en Broadway. En 1901, refinó sus habilidades defensivas con la ayuda de Joe Choynski mientras estaba en la cárcel por boxeo ilegal. Johnson ganó el título de "campeón mundial de peso pesado de color" en 1903, pero estaba decidido a derrotar al campeón blanco Tommy Burns. Aunque Burns inicialmente rechazó el combate, Johnson lo persiguió por todo el mundo hasta que finalmente accedió a pelear en Australia en 1908. El nocaut técnico de Johnson en el 14º asalto llevó a la búsqueda de una "gran esperanza blanca" para recuperar el título. Defendió su título en la "pelea del siglo" de 1910 con un nocaut sobre el ex campeón James Jeffries. Su victoria generó disturbios y celebraciones.


Surgen tensiones raciales

Para entonces, Johnson se había hecho un nombre. Era un hombre negro en una era de leyes Jim Crow y tensiones raciales. La Guerra Civil no fue hace mucho tiempo y Johnson pronto se encontró enfrentando problemas legales debido al hecho de que era un hombre de color que había vencido a James Jefferies, un hombre blanco. Se celebró mucho el hecho de que Johnson había ganado contra un hombre blanco y esto no le sentó bien al mundo del boxeo blanco.

A Johnson también le gustaban las mujeres blancas; había estado casado con dos mujeres blancas y estaba involucrado con prostitutas blancas. Esto no fue muy bien durante la época de las leyes de Jim Crow.


¿Jack Johnson luchó contra Jack Dempsey?

Hace algunos años, alguien en Estados Unidos colocó en eBay un periódico llamado The Brooklyn "Daily Eagle" con fecha del 11 de diciembre de 1921. Lo notable de este periódico fue que pretendía tener un relato de una pelea secreta entre Jack Johnson, el legendario "Gigante de Galveston" y Jack Dempsey, el amenazante "Manassa Mauler", que era el campeón de peso pesado en ese momento. Este artículo aparentemente se vendió en eBay y desapareció de la mente de los observadores interesados ​​junto con los miles de otros artículos que se venden a diario. Sin embargo, para un estudioso de la historia del boxeo, este periódico puede haber informado del evento más estupendo por descubrir en la historia del deporte.

Durante más de nueve décadas ha habido rumores ocasionales sobre una pelea secreta entre Johnson y Dempsey. Rumores ¿Susurros chinos? ¿Una historia engañosa para divertir y entretener creada en los locos y divertidos años 20? Quizás, pero quizás no.

Hace veinticinco años, un gran amigo del boxeo estadounidense llamado John Peterson me envió un montón de material de boxeo, incluidos periódicos y revistas, algunos de los cuales habían sido escaneados. Había tanto que lo dejé a un lado y solo ocasionalmente lo sumergí. John conocía su boxeo y había conocido a casi todos los grandes campeones desde los años cuarenta. Me encontré con un artículo escaneado de la revista estadounidense de boxeo "Fight Beat", de 1985, desaparecida hace mucho tiempo y de corta duración. Contiene un artículo del fallecido Lew Eskin, un renombrado historiador del boxeo en los años 70 y 80. Eskin fue un ex editor de la revista de lucha "Boxing Illustrated". Proporciona pruebas sólidas de que Johnson y Dempsey pueden haber luchado en Saskatoon, Saskatchewan, Canadá, según informó un periódico de Brooklyn (The Daily Eagle) con fecha del 11 de diciembre de 1921.

Eskin había comprado un periódico (posiblemente a finales de los 70 o principios de los 80) y dentro de su contenido había descubierto este sorprendente relato de la pelea en el mencionado periódico de Brooklyn. La pelea fue solo para una audiencia privada. Habla de una dura pelea entre Johnson, de 43 años, y Dempsey, de 27, que estaba en su mejor momento. Dempsey gana por KO en la séptima ronda después de recuperarse de una caída en la quinta ronda. El informe de la pelea para el Brooklyn Daily Eagle fue escrito por un tal Ray Pearson. En resumen, habla de una dura competencia en la que Johnson tomó la delantera en las primeras rondas y luego no pudo detener una carrera de Dempsey en la séptima ronda.

Pearson escribe: “Ya en el segundo, los seguidores de Dempsey estaban de puntillas, pálidos y temerosos, cuando vieron a Johnson lanzar golpes de izquierda a la nariz y la boca de Dempsey, golpes que sacaron a Dempsey de su posición agachada, luego con la velocidad de una máquina –Disparo de arma de fuego desgarrando cruces de derecha que aterrizaron de lleno en la mandíbula del atacante de Utah. Vieron que algo le sucedía a Dempsey que nunca le había sucedido antes, un Dempsey intoxicado por un puñetazo tambaleándose y tambaleándose y tratando de protegerse de los golpes de castigo del negro.

"Los cruces de derecha de Johnson confundieron a Dempsey y no pudo pelear en su estilo habitual. Recibió más castigo en el tercer asalto y más en el cuarto y todavía estaba recibiendo golpes en la quinta sesión.

“Uno de los derechos de Johnson rompió a Dempsey en el quinto asalto y el mauler de Utah cayó a la lona. Se puso de pie tambaleándose a las "cinco" y todavía estaba "tomándolo" cuando el gong puso fin a esa dura sesión para él.

“Dempsey parecía un hombre rejuvenecido cuando la marcha los puso en acción en el sexto, Dempsey ya no permitió que el hombre negro tomara la delantera. Cuando [Johnson] falló su infalible jab de izquierda, el hombre blanco se metió "adentro", izquierda, derecha, izquierda, los puños de Dempsey se dirigieron a la sección media de Johnson. Esos golpes aplastantes de Dempsey que ahora no se podían negar, casi duplicaron a Johnson.

“La marea había cambiado y los seguidores de Dempsey perfumaron la victoria de su hombre. Luego vino la séptima ronda y el final. Una vez más, el tambaleante y veloz Dempsey salió catapultado de su rincón. Chocó con el negro en el centro del ring.

“Cuando conectó los golpes mortales al cuerpo, Johnson se vio obligado a rematar. La ronda tenía alrededor de dos minutos y medio cuando Dempsey disparó un derechazo que aterrizó sobre el corazón del negro. Ese golpe enfermó a Johnson y trató de protegerse. Bajó la guardia y dio un golpe de nocaut (un tremendo gancho de derecha) en la mandíbula de Johnson ".

Curiosamente, esta pelea tiene una especie de imagen especular de la futura pelea Dempsey v Sharkey de 1927 cuando Sharkey hizo tambalear a Dempsey y recibió una paliza, luego, en la séptima ronda, una serie de golpes al cuerpo hizo que Sharkey bajara la guardia ante un atronador gancho de izquierda. poner el 'Boston Gob' fuera del recuento.

Pero, ¿qué vamos a hacer con este relato periodístico de la lucha? ¿Realmente sucedió?

Consideremos primero la situación de Jack Johnson en este momento en 1921. Para entonces Johnson tenía 43 años y no solo era un ex campeón, sino que había estado inactivo durante más de dos años y medio. También acababa de cumplir un año de prisión en la penitenciaría federal de Leavenworth por violar la Ley Mann, un cargo dudoso contra Johnson con respecto al transporte de mujeres a través de las fronteras estatales con fines inmorales. Esto fue provocado por el gobierno estadounidense en ese momento, lo que reflejaba un racismo profundamente arraigado que prevalecía en la sociedad blanca. Odiaban la negativa de Johnson a hacer lo que le dictaban, especialmente en lo que respecta a su relación con mujeres blancas. Johnson hizo exposiciones de caja en prisión. Cuando fue puesto en libertad, estaba en mal estado y necesitaba desesperadamente dinero. Desafió a Dempsey públicamente y a otros contendientes importantes. Una pelea con Dempsey resolvería sus problemas.

Jack Dempsey en este momento estaba en su mejor momento a los 27 años y era campeón de peso pesado. El 2 de julio de 1921, Dempsey noqueó a George Carpentier. Esta pelea fue la primera puerta de un millón de dólares del box. No volvió a boxear hasta el 9 de marzo de 1922 contra Packey O’Gatty en Nueva York en una exhibición de tres rondas. He continued with a series of uneventful exhibitions in America and then on July 18 1922 he fought Elzear Rioux in Montreal, Quebec, Canada in an exhibition. There were at least four more exhibitions in Canada in that year.

Johnson also fought in Montreal in 1923 beginning with an exhibition with Battling Siki in September of that year and a further there more exhibitions there. He also fought a Homer Smith in a 10 round match in Montreal on February 22 1924.

There is no apparent record of either fighter being engaged in any other boxing match at that time, or that they were anywhere else on December 11 1921. They both could have met and both had links with fighting in Canada. In Dempsey’s early autobiography “Massacre in the Sun” he says after the Carpentier fight (and a trip to Paris): “[Dempsey’s manager, Jack] Kearns put me to work right after we got back to pay for the trip. He found tame ones for me in Canada, Boston and Michigan City. I knocked out three of them in one round in one night in Montreal.”

No mention of the Johnson fight admittedly, but there may be very good reasons why not. He was in the right place at right time though. Dempsey appears to be reluctant to say much concerning this period of time. We must remember that Dempsey’s manager Jack ‘Doc’ Kearns was a con-man of the first order and an inveterate gambler. For a long time what Kearns said Dempsey did. If a secret fight for gamblers only between Johnson and Dempsey did take place then Kearns was the man to swing it. Such a fight could generate huge revenue for all concerned.

But why should it be secret at all? There is a very good reason for this due to the aftermath of the Jeffries-Johnson match in 1910 which resulted in race riots throughout America resulting in hundreds of deaths and serious injury.

The American government would not countenance a fight for the heavyweight title between a black fighter and a white one for the heavyweight championship which could result in widespread violence, (the last inter-racial heavyweight title fight on American soil, between Johnson and Jim Flynn in 1912, was stopped by the police after a farcical performance of head butting by Flynn).

The great promoter of Dempsey, Tex Rickard, realised this and would never promote a mixed race fight for the heavyweight title. A few months after the supposed Dempsey-Johnson fight a fine Black American heavyweight contender called Harry Wills deservedly wanted to fight Dempsey for the title.
Rickard killed the fight in the making. It was far too risky. Had Rickard been involved in the Johnson–Dempsey match then he could not have argued against Wills fighting Dempsey. Therefore if it happened, ‘Doc’ Kearns would have been a key organiser, not Rickard. Saskatoon, Saskatchewan, Canada would have been ideal and a long way from the threat of racial tension. Saskatoon was a booming frontier mining town and a gambler’s paradise. A private gambler’s fight without the knowledge of Rickard or the American authorities or even American society which otherwise could have triggered violence, would have made sense.

We must remember in the 1920’s the world was very different. Sport was not regulated as it is today. Communication often took days. Secrecy was essential for such a match to take place successfully. Possibly Dempsey did not want to speak of it in his various autobiographies due partly for tax purposes. Secret money avoids tax. Private fights for gamblers were allegedly common in the 1920’s and 1930’s. Charles Bronson played a fighter who fought for gamblers in the film Hard Times. The fine American artist George Bellows who immortalised Dempsey in oil being put through the ropes by Firpo, also painted the seedy world of private fights in the twenties especially in his excellent “Stag at Sharkey’s”.

There may be other evidence to give credence for this fight. The son of Jack Kearns apparently said the fight likely happened. Jack Hay, the alleged illegitimate son of Jack Dempsey, thought the fight could have happened and even wrote a play about it called “Hoopla”. The play was never published. Hay, who died in 2008, always argued he was Dempsey’s son and devoted his life to becoming accepted by his alleged father, but was sadly unsuccessful.

Hay contacted me many years ago concerning his book “A pair of Jacks” and asking to invest in a Hollywood film about his life. Apparently the project later collapsed.

Above all Lew Eskin himself wrote in the aforementioned long departed “Fight Beat” magazine that he showed the clippings to Dempsey at one of the New York Boxing Writer’s dinners a few years prior to 1985. He asked, “Did the fight really take place, or was it just a hoax?” Dempsey laughed and replied “I always said I could beat Johnson.”

Eskin pressed further and Jack refused to comment. When he asked Dempsey if he could run the story in “Boxing Illustrated” (Eskin was then its editor) Dempsey smiled and said “Not now”. Eskin understood this to mean that Dempsey didn’t want it printed while he was alive. Eskin honoured his wishes and the story was put on hold. Dempsey did not deny it which he could have done, but why the silence and continued secrecy? This remains unclear, but maybe it could be explained in the following way.

Dempsey in later life re-invented himself leaving behind him the brutal fighting in mining towns, of riding the rods, of dodging accusations of draft-dodging and especially the possible seedy connections with the world of prostitution and gambling. It was a life he wanted to move away from and become the successful businessman and sporting icon. Such a story of such a fight would not have been part of his agenda.

A postscript to this story concerns the fact that, despite efforts to keep the alleged fight secretive, it did leak out. The Brooklyn Eagle claimed to have heard the story and wanted to print it and made efforts to verify it. A copy of a telegram was apparently sent to the sporting editor of the Saskatoon Star. This is apparently printed in the Brooklyn Eagle fight account together with the said sporting editor’s reply, which said that as far as they knew Johnson was not in town. Of course secretive fights are illegal fights and the local press would not be told. If the Brooklyn Eagle had made the story up, it would be a very strange thing to try and verify it through another newspaper.


The Story of Jack Johnson 7 min read

Jack Johnson the first African-American World Heavyweight Boxing Champion whose win provoked a race riot.

Way before Cassius Clay (later to be Muhammad Ali) was even a twinkle in his father’s eye, an African American became the World Heavyweight Boxing Champion, the first African American to do so.

The year was 1908 and Jack Johnson (born John Arthur Johnson) held the title for seven years.

Many people have never heard of Jack Johnson, but his story is one that needs (or indeed begs) to be told.

His story also enables us to reflect on how much times have changed in so many ways – and yet in others hardly at all.

Johnson was born to Henry and Tina Johnson in Galveston, Texas in 1878. His parents were emancipated slaves and Henry, their first son has represented the first generation of his family to be born in to freedom. Yet times were tough. Although the parents worked a succession of blue-collar jobs yet still managed to teach their six children to read and write. Galveston only had about five years of formal education before he joined the tough world of the Galveston Docks as a general labourer.


Johnson developed his boxing technique in this environment, patient and defensive, he would lie in wait for his opponent to make a mistake and then he would go in for the kill. A cautious starter he would build up his aggression over a series of rounds and then continuously punish his opponents rather than go all out for a knockout blow.

The press of the day rounded on Johnson for his technique. Yet only a decade earlier they had praised “Gentleman” Jim Corbett, generally considered the father of modern boxing, for a very similar style. Johnson had studied the techniques of the 1892 World Boxing Champion and adapted them to his own style. Yet still, the press condemned him for being devious. Clever and color it seemed, would not be rewarded.

By the turn of the new twentieth-century Johnson had dozens of wins against both black and white fighters.

His first title would come in 1903 – when he won a title that no one would contemplate these days – the World Colored Heavyweight Championship. Perhaps he could have won the Mundo at that time but the champion of the time, James J Jeffries simply refused to fight him – on purely racially grounds.

Today, this would probably mean the end of someone’s boxing career and international vilification in the press. However, in 1903 Jeffries was well within his rights. Other championships were open to black boxers but the world title was blocked, completely off-limits. Not to be thwarted, in 1907 Johnson proved his mettle when he knocked out a former World Heavyweight Champion in the second round.

Johnson used a tactic familiar to us today in order to secure a match. He virtually stalked the world champion (the Canadian Tommy Burns) around the world and used the press (his old enemy) to taunt the boxer in to finally agreeing to fight him. Burns finally gave in and on Boxing Day 1908 the pair went head to head for fourteen rounds in front of over twenty thousand people in Sydney, Australia (see picture below). It was stopped by the police and the referee awarded the title to Johnson.

The Jack Johnson-Tommy Burns At Sydney Stadium

The referee deemed the win to be a Technical Knock Out (TKO) deeming Burns unable to continue. However, Johnson had clearly won the fight, having soundly beaten the champion, particularly in the later rounds. The technicality must have made him furious but he had what he wanted – the Heavyweight Championship of the World.

There was an immediate and racial backlash towards Johnson in the press, who had happily printed his goads towards Burns but had not expected him to win. Jack London (who wrote Call of the Wild) was one of many who called for a Great White Hope to come along and beat Johnson. And so they did – many of them in exhibition matches.

While champion, Johnson lived the life of a celebrity and was forever in the press or on the radio. He was immensely popular – above, a crowd await his arrival in New York sometime between 1910 and 1915 (his poster appears bottom left).

He endorsed a great number of products and became a hobbyist, joining in the new fad for automobile racing. He was always immaculately and expensively tailored – and had a fine line in Nuevos ricos wit. When stopped once for speeding he gave the traffic cop a one hundred dollar note. The fine was fifty and the policeman protested that he had no change to give. Keep it, rejoined Johnson – I intend to make my return trip at the same speed.

Johnson retained his title and earned (for those days) an enormous $65,000. Yet the result of the fight was to have untold consequences. His retention of the title provoked race riots in more than 25 states and 50 cities, all on the fourth of July. Humiliated by his victory whites took the law into their own hands and police had to stop several attempts at a lynching.

Most of the riots began as black communities celebrated in the streets and the police and neighbouring white retaliated through sheer spite. Chicago police, notably, allowed the celebrations to continue peacefully and the African-American poet William Waring Cuney was inspired to write My Lord, What a Morning. It is short, pointed and very funny.

O my Lord
What a morning,
O my Lord,
What a feeling,
When Jack Johnson
Turned Jim Jeffries’
Snow-white face
to the ceiling.

Johnson kept the title till 1915 when he lost it to Jess Willard, a Kansas cowboy. It went on for an amazing 26 rounds and ended with Johnson KO’d. By this point, Johnson was 37 and past his peak. Yet Johnson’s name will live on forever in boxing history forever.

Jack Johnson With Wife Irene

In 1920 Johnson opened a club in Harlem. After three years he tired of it and sold it to a notorious gangster, Owney Madden. Madden reopened it as The Cotton Club.

Johnson died in 1946 in a car crash near Franklinton, North Carolina. He was 68. He had lost his temper in a local diner, had rushed out and got in his car – and ultimately lost his life in the crash. Why had he rushed so angrily out of the diner? They had refused to serve him – on the grounds of his colour.


Jack Johnson's Rise

Jack Johnson in 1908.

Johnson hoboed to Chicago in the spring of 1899. He realized that to get anywhere in the boxing business, he needed to find a white manager, but he was unable to find anyone willing to represent him. So he moved on to Springfield, Illinois, where he met ex-bantamweight Johnny Connor, a saloon owner who put on twice-a-month boxing shows. Connor hired Johnson as the fifth man in a "battle royal" that was to be the opening card in the next event. (Battles royal were a spectacle of the Jim Crow South in which several black men were gloved, blindfolded and placed in a ring. The last man standing won the purse, usually a handful of coins thrown from the all-white audience.) Johnson was the last man standing, and won $1.50, which he had to turn over to the white "manager" who had gotten him the fight.

Despite the lack of prize money, Johnson's victory in the ring had impressed Jack Curley, the young assistant to boxing promoter P.J. "Paddy" Carroll. Curley and Carroll arranged for Johnson to come to Chicago to fight a black heavyweight prospect named John Haines, who used the name "Klondike" in the ring. Johnson's big-city debut on May 5, 1899 was less than auspicious — he abruptly quit after five rounds. Afterwards he worked as a sparring partner and trainer, and picked up fights when he could. On May 1, 1900, Johnson took on his first white opponent, an Australian named Jim Scanlon, whom he knocked out in the seventh round.

In January 1901, Paddy Carroll arranged a Johnson-Klondike rematch in Memphis for a $1000 purse. Johnson battered Klondike badly enough that he quit in the 14th round. A rematch with Jim Scanlon was also scheduled, but it was cancelled by the chief of police at the last minute, saying that "no white boxer should meet a Negro in Memphis." Johnson returned home to Galveston.

The following month, veteran boxer Joe Choynski arrived in Galveston, ostensibly to give boxing lessons to members of the Galveston Athletic Club. Actually, he was there to take on Johnson. Many in the local boxing establishment thought Johnson was cocky, and they had brought Choynski in to knock Johnson down a peg. On the evening of February 25, the veteran and the newcomer met in Galveston's Harmony Hall. Choynski knocked out Johnson in the third round, just as the Texas Rangers arrived. Both men were arrested for engaging in an illegal contest. They spent 23 days in jail together, and Sheriff Henry Thomas allowed a crowd to gather at the jail every afternoon to watch the two men spar. Choynski was impressed by Johnson's skill, and told him "a man who can move like you should never have to take a punch."

The grand jury failed to return indictments against Johnson and Choynski, so Thomas let the two men out of jail on the condition that they get out of town. Johnson hopped a freight train for Denver, where he met up with a group of boxers living and training at Ryan's Sand Creek House. His "wife" Mary Austin joined him there for a time. In August, the couple moved to Bakersfield, California.

By 1902 Johnson was an up-and-coming heavyweight on the California circuit, and had a record of at least 27 wins. Johnson wasn't satisfied — he had his sights set on the biggest title in all of sports, Heavyweight Champion of the World. But as in many other areas of life, the boxing world of the early 20th century had its own color line. Jim Jeffries, the current heavyweight champion, refused to fight Johnson or any other black boxer.

On May 16, Johnson took on the champion's younger brother, Jack Jeffries. After toying with the younger Jeffries for five rounds, Johnson knocked out his opponent, then helped carry him to his corner. He turned to Jim Jeffries, who was sitting at ringside, and taunted, "I can whip you, too."

Johnson's rise through the heavyweight ranks continued the following year. On February 3 at Hazard's Pavilion in Los Angeles, he defeated "Denver" Ed Martin to win the unofficial "Negro heavyweight championship." Before long, he'd also beaten the three other best black heavyweights of the day: Sam McVey, Joe Jeannette and Sam Langford. By the end of 1903, the Los Angeles Times declared that "Jack Johnson is now the logical opponent for Champion Jeffries. The color line gag does not go now." Incluso el Police Gazette, the most influential tabloid in the "sporting" world, was calling for Jeffries to fight Johnson. Jeffries continued to refuse, and on May 2 announced that, having defeated all "logical challengers," he planned to retire to his alfalfa farm. But first, he planned to referee a bout between two white contenders, with the heavyweight title going to the winner.

That fight, between Marvin Hart and former light heavyweight champion Jack Root, was scheduled for July 3 in Reno, Nevada. In the 12th round, Hart landed a right to Root's solar plexus, sending him to the floor. Jeffries counted Root out, then held up Hart's arm and declared him the winner and new Heavyweight Champion of the World. After the fight, Hart declared that he would gladly meet "any man in the world in a fair fight," then quickly added ". this challenge does not apply to colored people."

On February 3, 1906, Hart lost the heavyweight title to a Canadian named Noah Brusso, who fought under the name Tommy Burns. Afterwards, Burns declared:

"I will defend my title as heavyweight champion of the world against all comers, none barred. By this I mean black, Mexican, Indian or any other nationality without regard to color, size or nativity. I propose to be the champion of the world, not the white or the Canadian or the American or any other limited degree of champion."

But Burns wanted "to give the white boys a chance" first. It was not until Australian promoter Hugh "Huge Deal" McIntosh offered Burns $30,000 (plus the majority of proceeds from the fight films) that he agreed to meet Johnson. On the day after Christmas, 1908, in Sydney, Australia, Johnson would finally have a shot at the Heavyweight Championship of the World.


Ver el vídeo: Jack JOHNSON KOs Stanley KETCHEL In Full COLOR (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Amhlaoibh

    Muchas gracias. Información muy útil

  2. Diya Al Din

    No puedo participar en la discusión en este momento, no hay tiempo libre. Seré publicado, definitivamente expresaré mi opinión sobre este tema.

  3. Davidsone

    Le recomiendo encarecidamente que visite el sitio, que tiene mucha información sobre el tema que le interesa.

  4. Mesrop

    En su lugar, pido ayuda en los motores de búsqueda.

  5. Mezirn

    Figuras de kulny)))))))



Escribe un mensaje